El Dóberman

El Dóberman, también conocido como Dobie, es una raza de perro que suele robarse la atención de las personas por su aspecto físico imponente e intimidante. En principio, estos canes fueron entrenados para desempeñar labores de vigilancia y protección, por lo tanto, algunas personas tienden a considerar que son una raza agresiva. Sin embargo, se trata de una de las mejores razas de perro del mundo, y podrías sorprenderte de lo amistosa que puede llegar a ser, especialmente con su familia.

Este perro es un excelente guardián, así que no debes preocuparte por su convivencia con los niños. Si has considerado la posibilidad de compartir tu hogar con un Dóberman o ya tienes uno en casa, en este artículo te mostraremos todo lo que necesitas saber sobre esta raza y algunos datos interesantes que probablemente no sabías.

perro dóberman

Características de la raza Dóberman

Los Dóbermans son perros grandes y atléticos que demandan mucha actividad física Al ser perros guardianes, su principal pasatiempo es la vigilancia. A continuación, te mostramos las principales características de esta raza de perro:

Apariencia general

  • Complexión atlética, cuello largo y miembros rectos.
  • Pelo corto y pegado al cuerpo, de color negro y fuego.
  • Ojos oscuros y pequeños.
  • Cuello largo y orejas de inserción alta.

Altura y peso

  • Machos: Altura de 68 a 72 cm y peso de 35 a 45 kg.
  • Hembras: Altura de 63 a 68 cm y peso de 30 a 35 kg.

Datos de interés

  • Esperanza de vida: 10 a 14 años
  • Necesidad de socialización: Moderada
  • Nivel de energía: Alto
  • Función principal: Guardián
  • Inteligencia: Alta
  • Entrenamiento: Fácil

dóberman macho corriendo por el campo

Origen e historia de la raza Dóberman

La raza Dóberman apareció por primera vez a finales del siglo XIX en Apolda, una ciudad alemana del estado de Turingia. Su creador fue Karl Friedrich Louis Dobermann, un recaudador de impuestos que emprendió la tarea de buscar un perro protector que lo acompañara en su complicada labor de cobro. Para crear la nueva raza, se dice que Louis cruzó otras razas caninas como el Beauceron, el Pinscher, el Rottweiler y el Braco de Weimar. Sin embargo, el secreto de cruces genéticos no ha sido revelado jamás.

Aunque se cree que su labor es únicamente la de un perro guardián, los Dóberman han servido como perros de terapia y rescate. Estos son algunos de sus momentos más destacados desde su primera aparición:

  • Tras la muerte de Dobermann, en 1894, varios criadores de perros alemanes continuaron con su trabajo, enfocándose en la destreza y agresividad de la raza más que en su aspecto físico.
  • Otto Goeller, criador de perros reconocido, continuó el trabajo de Dobermann y convirtió al Dobie en un animal más apto para la vida doméstica.
  • Su popularidad como perro de compañía llegó con la fundación de los primeros clubes de criadores, como el American Kennel Club (1908) y el Doberman Pinscher Club of America (1921).
  • Gracias a su excelente resistencia y fortaleza física, los alemanes utilizaron alrededor de 6,000 de estos canes durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918).
  • El Cuerpo de Marines de EE.UU. también recurrió a los Dóberman como exploradores y mensajeros durante la Segunda Guerra Mundial.
  • En el año 2001, cuando se produjo el ataque terrorista a las torres del World Trade Center, los Dóberman estuvieron al frente de los trabajos de búsqueda y rescate de supervivientes.

cachorros de dóberman

Si bien esta raza fue creada para demostrar un temperamento fuerte, a lo largo de los años, los criadores se han esforzado para cambiar esta realidad y han obtenido excelentes resultados. El Dóberman de hoy en día, entrenado adecuadamente, es un aliado para proteger tu hogar y tu familia, además de ser un perro leal y cariñoso.

¿Cómo es la personalidad de un Dóberman?

Gracias a su inteligencia, facilidad de entrenamiento y fortaleza, el Dóberman es un perro capaz de cumplir con diversos roles, desde ser un miembro de las fuerzas policiales, hasta ser un amigo leal en cualquier familia. Como ocurre con otras razas de perro, el comportamiento del Dobie dependerá de cómo sea entrenado en su etapa de cachorro. Pese a ser un perro obediente que siempre está alerta ante cualquier situación. No por casualidad es un perro guardián.

Cuando vive cerca de su dueño y se construye el vínculo afectivo adecuado, el Dóberman es un perro alegre y amoroso. Sin embargo, cuando crece encerrado en algún patio trasero o aislado de cualquier contacto con la familia, es un perro agresivo y temeroso como cualquier otro perro criado bajo estas condiciones.

El Dóberman tiene una buena capacidad de aprendizaje a partir de los ocho meses de edad. Por esta razón, se recomienda no esperar mucho tiempo desde su adopción para comenzar a entrenarlo. Este entrenamiento debe complementarse con un nivel adecuado de socialización con otras personas y perros. ¡Asígnale un trabajo o juego que implique mucho ejercicio y te sorprenderás de su obediencia!

Recomendaciones de adiestramiento para el Dóberman

Entrenar al Dóberman desde muy cachorro es una excelente estrategia. Estos perros aprenden con rapidez desde el tercer o cuarto mes. Debido a su tamaño, órdenes como “sentado”, “no”, y “aquí”, pueden ayudarte mucho en la disciplina del cachorro.

Por ninguna razón utilices el castigo físico como método de entrenamiento. Recuerda que los Dóberman son perros cariñosos, por ende, las técnicas de valoración positiva serán mucho más efectivas a la hora de adiestrarlo. En resumen, estos son nuestras recomendaciones:

  • Permite que el perro realice ejercicio constantemente.
  • Adiéstralo con órdenes básicas en cualquier situación.
  • Socialízalo con otras personas y perros desde cachorro.
  • Nunca entrenes a tu perro con agresividad y castigo.
  • Refuerza el entrenamiento con valoraciones positivas.

hembra de raza dóberman asomada a la ventana

¿El perro Dóberman goza de buena salud?

Sabemos que tu deseo es cuidar bien a tu perro. Por tal motivo, si mantienes al día sus vacunas y lo llevas regularmente al veterinario, tu Dóberman será un perro sano. No obstante, es importante que tengas en cuenta que tu mascota puede presentar algunas condiciones de salud genéticas, es decir, propias de la raza. Esto no quiere decir que sufrirá de estos problemas, pero sí estará más propenso que otros perros a sufrirlos.

Miocardiopatía dilatada

La miocardiopatía dilatada (MCD) es una condición genética que provoca el agrandamiento progresivo del corazón, lo que debilita el órgano vital y genera insuficiencia respiratoria y cardíaca. El principal síntoma de la MCD es la dificultad para respirar. Otros síntomas que debes tener en cuenta en tu cachorro son:

  • Debilidad
  • Depresión
  • Desmayos

La mejor manera de detectar esta enfermedad a tiempo es visitar regularmente al veterinario. Si el médico lo decide, se realizarán estudios radiológicos para analizar el funcionamiento del corazón, lo que permitirá tratar la enfermedad y ampliar la expectativa de vida del cachorro.

Enfermedad de Von Willebrand

Es un trastorno hemorrágico hereditario, similar a la hemofilia, que consiste en una alteración de la coagulación que puede hacer que el perro sangre en exceso. Estos son los síntomas que debes considerar:

  • Hemorragia nasal
  • Sangre en orina y heces
  • Sangramiento de encías

La buena noticia sobre esta enfermedad es que rara vez genera consecuencias fatales para los perros. Además, es una de las pocos trastornos de salud caninos que cuenta con una prueba genética. Bastará con realizar un examen de sangre de rutina para determinar si tu perro sufre de la enfermedad.

Displasia de cadera

La displasia de cadera canina (CHD) es una condición crónica que provoca que la cabeza del fémur no se adapte correctamente a la cavidad de la cadera, provocando dolor y debilidad. Sus principales síntomas son:

  • Dificultad para subir escaleras y saltar.
  • Disminución de la actividad física
  • Cojeo constante

Si el veterinario sospecha que tu perro sufre de displasia de cadera, ordenará una radiografía y estudios de sangre y orina. Los síntomas de CHD pueden tratarse con terapia física, dietas y medicamentos, aunque el veterinario podría ordenar la realización de una cirugía.

perro dóberman con una pelota de tenis

Síndrome de dilatación-vólvulo gástrico

Esta enfermedad es común en perros grandes y de pecho profundo, como el Dóberman. Bajo esta condición, el estómago del perro se retuerce hasta cerrar el esófago y los intestinos, generando una acumulación excesiva de gas y la obstrucción del flujo de alimentos y sangre.

La dilatación ocurre cuando el perro recibe una cantidad abundante de comida, come rápidamente, bebe mucha agua e inmediatamente realiza actividades físicas. Esto impide que el perro vomite y eructe para eliminar el exceso de aire, lo que a su vez evita que la sangre retorne al corazón de manera normal. En consecuencia, el perro entra en shock debido a la baja presión arterial.

Este síndrome se presenta mayormente en perros adultos, y puede identificarse con los siguientes síntomas:

  • Dificultad para vomitar
  • Exceso de baba
  • Dolor evidente
  • Hinchazón en la región abdominal

La dilatación-vólvulo gástrica puede ocasionar la muerte del perro. En este sentido, si notas algunos de los síntomas, debes llevarlo al veterinario de inmediato. La prevención es tu mejor aliado, por ello, evita darle cantidades de comida tan grandes, utiliza agua para ablandar el pienso y define límites considerables de tiempo entre el ejercicio y la alimentación de tu mascota.

Síndrome de Wobbler

También conocida como Espondilomielopatía cervical, es una enfermedad neurológica generada por una malformación de la vértebra cervical. Es una condición hereditaria de los Dóbermans, y sus síntomas incluyen:

  • Debilidad en las patas traseras
  • Paso tambaleante
  • Cuello arqueado o flexionado hacia abajo
  • Pasos bruscos con las patas delanteras
  • Dolor de cuello

El síndrome se presenta mayormente en perros mayores de tres años, y el tratamiento consiste en la administración de esteroides y reposo en los casos leves. Cuando los síntomas son agudos, pueden realizarse terapias de acupuntura para tratar el dolor y cirugía.

Osteosarcoma

Conocido también como cáncer de hueso, esta es una de las enfermedades más frecuentes de los perros Dóberman. Es un tumor maligno agresivo que ocasiona la destrucción del hueso, ocasionando dolor y fracturas. Sus síntomas incluyen:

  • Hinchazón
  • Bultos en el cuerpo
  • Dolor en articulaciones
  • Cansancio
  • Dificultad para caminar

Hepatitis activa crónica

Es una enfermedad que evita que el hígado metabolice adecuadamente el cobre que se encuentra en múltiples comidas que consume tu mascota. La acumulación excesiva de cobre puede debilitar el organismo del perro y generar insuficiencia hepática. Entre los principales síntomas, destacan:

  • Vómito
  • Pérdida del apetito
  • Retención de líquido en el abdomen
  • Pérdida de peso

Si existen sospechas de hepatitis, el veterinario ordenará estudios hepáticos y una biopsia. Es probable que un cambio de dieta y tratamiento holístico contribuyan a mejorar la calidad de vida del perro, ya que no existe cura para esta enfermedad.

Otras enfermedades que tienden a sufrir los Dóberman son: diabetes, nefropatía, hipotiroidismo y patologías de la piel.

dóberman

Consejos finales para el cuidado del Dóberman

El sentido común es la principal estrategia para hacer feliz a tu perro y mantenerlo saludable. Es importante cuidar su dieta, asegurarte de que se ejercite mucho, cepillar su pelaje y dientes regularmente, y acudir al veterinario si notas algo inusual. Cumplir con su calendario de vacunas y exámenes de rutina es otro paso indispensable para que tu mascota goce de una buena salud.

Con respecto a la convivencia, los Dóberman necesitan un espacio grande para correr, como un patio o jardín cercado. Nunca dejes a tu perro solo por largos períodos de tiempo, ya que tienden a estresarse y su fuerza puede ocasionarte problemas. Tampoco se recomienda encerrarlos en el patio trasero al aire libre. Recuerda que los Dóberman necesitan participar en las actividades de convivencia familiar para ser un perro amigable.

Si tienes niños, debes enseñarles cómo tocar al perro, y supervisar las interacciones entre las mascotas y los pequeños de la casa para evitar cualquier contacto extraño entre ambas partes. Esto debe ser así con cualquier mascota.

Quienes han tenido la oportunidad de vivir con un Dóberman, aseguran que es un excelente compañero para familias con niños y otros perros. Es un animal dedicado y fiel, por lo que tu principal labor será darle cariño y mantenerlo feliz a través de una buena socialización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 Nombres de perros. Todos los derechos reservados. -